Seguros de vida

Los seguros de vida pertenecen a los seguros denominados para personas. Son aquellos tipos de seguros que cubren los riesgos que puedan afectar a la existencia, salud o integridad de las personas. Entre estos tipos de seguro se encontrarían los seguros de viajes, los seguros de accidentes, continua con los seguros de decesos y el que aquí nos ocupa, el seguro de vida. 

Los seguros de vida consisten en el pago de una prima estipulada entre el tomador y la empresa aseguradora para poder recibir en caso de fallecimiento o incapacidad una cuantía que supla la falta de ingresos del beneficiario del seguro. Además, esa indemnización puede estipularse que se abone en su totalidad o a modo de renta mensual hasta que se legue a la cantidad total que el beneficiario ha de percibir. 

De las distintas modalidades de seguros de vida, el que resulta interesante al tema que nos ocupa es el llamado Seguro de vida Riesgo que cubren los casos de muerte. Y dentro de esta tipología el seguro de Vida entera. Para este caso, el capital estipulado se recibirá al fallecimiento del tomador del seguro independientemente del momento en el que la muerte tenga lugar. 

Suele contratarse en determinadas situaciones, cuando las personas tomadores del seguro tienen a familiares dependientes de ellos y desean garantizar su bienestar cuando ellos falten. Lo que se busca realmente es proteger con este tipo de seguro a los familiares para que puedan hacer frente a los gastos que pueda haber generado el fallecido en vida o justo en el momento de su muerte. El ejemplo más claro es el de aquella persona que tiene una hipoteca contratada. A su fallecimiento, si estaba cubierto por su seguro de vida, la familia no tendrá que hacer frente a la deuda contraída de su propio bolsillo. 

Uno de los aspectos que puede cubrir un seguro de vida son todos los gastos que puedan ocasionarse fruto del fallecimiento como pueden ser los gastos de la funeraria o los de entierro. 

Lo mejor es que sea previsor y se informe en las distintas empresas aseguradores de las opciones que le ofrecen exponiendo su caso concreto. Llegado el momento, funeraria y empresa aseguradora se pondrán de acuerdo para la cobertura que tuviera contratada. 

Si, además, lo que necesita es saber si una persona fallecida tenía seguro de vida, puede acudir al registro de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento que depende actualmente del ministerio de justicia y al que puede dirigirse para informarse.  


Certificado de contratos de Seguros de Vida.

Documento que acredita los seguros de vida vigentes en el momentodel fallecimiento y con qué empresa aseguradora estaban contratados.

El registro de contratos de seguros de cobertura defallecimiento, en su artículo 2 de la Ley 20/2005, de 14 de noviembre,  cita textualmente en su finalidad: suministrarla información necesaria para que pueda conocerse por los posibles interesados,con la mayor brevedad posible, si una persona fallecida tenía contratado unseguro para caso de fallecimiento, así como la entidad aseguradora con la quelo hubiese suscrito, a fin de permitir a los posibles beneficiarios dirigirse aésta para constatar si figuran como beneficiarios y, en su caso, reclamar de laentidad aseguradora la prestación derivada del contrato

La presentación de esta solicitud podrá realizarsetranscurridos al menos quince días hábiles desde las fecha de la defunción.

¿Qué es un seguro de vida?

Un seguro de vida es aquel que cubre el riesgo de muerte natural, supervivencia o incapacidad. El seguro de vida obliga a la empresa aseguradora a satisfacer al beneficiario del seguro un capital, renta o cualquier prestación que se acuerde, en el caso de muerte o supervivencia ― también según condiciones pactadas―. Lo se pretende es cubrir las posibles necesidades económicas que pueda surgir tras el fallecimiento del beneficiario. Según la póliza que se contrate, un seguro de vida puede hacerse cargo de los gastos de entierro, deudas por hipoteca o los gastos para la subsistencia de la familia. 

¿Es posible saber si una persona que ya ha fallecido tenía algún seguro de vida?

Afortunadamente desde hace unos años, existe un registro de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento. La finalidad de este registro es la de suministrar la información necesaria para que pueda conocerse por los posibles interesados si una persona fallecida tenía contratado un seguro para caso de fallecimiento, así como la entidad aseguradora con la que lo hubiese suscrito, a fin de permitir a los posibles beneficiarios dirigirse a ésta para constatar si figuran como beneficiarios y, en su caso reclamar de la entidad aseguradora la prestación derivada del contrato.

Esta solicitud no se puede presentar hasta transcurridos al menos 15 días hábiles desde la fecha de fallecimiento. Puedes hacerlo telemáticamente o cumplimentando el modelo 790. Una vez se haya satisfecho la tasa correspondiente lo puedes presentar a través de la web del Ministerio de Justicia o en persona en el Registro General de Actos de Última Voluntad.

¿Cómo saber si se es beneficiario de un seguro de vida?

Existe un "Registro de Contratos de Seguros de cobertura de fallecimiento" en el que se puede realizar la consulta y así averiguar si la persona fallecida era titular de algún seguro.
Es importante que sepas que no lo podrás solicitar hasta que hayan transcurrido 15 días hábiles desde la fecha de fallecimiento.

Tienes estas opciones para realizar la consulta:

Telemáticamente: A través de la sede electrónica del Ministerio de Justicia (https://sede.mjusticia.gob.es), en el que te van informando paso a paso del procedimiento y de los requisitos para poder realizar la gestión.

Presencialmente: Dirigiéndose a las Gerencias Territoriales del Ministerio de Justicia o bien si se encuentra en Madrid en la Oficina Central de Atención al Ciudadano.

El proceso que tendrás que seguir:
  1. Obtener el Modelo 790, cumplimentarlo y pagar la tasa correspondiente.
  2. Personarte o hacer la petición por correo en el Registro General de Actos de Última voluntad (Pza. Jacinto Benavente, 3 de Madrid) o en las propias Gerencias Territoriales del Ministerio de justicia, adjuntando Certificado Literal de Defunción de la persona de la cual quiere obtenerse el certificado, solo admitirán original o fotocopia compulsada.
  3. El Registro expedirá el certificado con los contratos vigentes en el que indicara las entidades con las que están suscritos. 
  4. Los podrás recoger del mismo modo en que lo solicitaste (en persona o por correo).
  5. Con el certificado en tu mano deberás personarte en la entidad aseguradora correspondiente para conocer si eres beneficiario de ese seguro y en ese caso recibir la indemnización correspondiente

¿No encuentras la respuesta a tu pregunta?

Envíanos tu consulta y te atenderemos

Envío de coronas, flores y ramos

Entrega en 3h en cualquier tanatorio de España