Protocolo

Cuando hablamos del protocolo ante un fallecimiento podemos referirnos a dos cosas.

Por un lado, podemos hablar de la secuencia detallada de un proceso de actuación, es decir del proceso a seguir ante un fallecimiento.

O bien abordar el tema desde la acepción de protocolo que nos habla del conjunto de reglas establecidas por norma o costumbre para la ceremonia de un funeral y el comportamiento o vestimenta que ha de tenerse en estas delicadas situaciones. 

Desde el primer punto de vista vamos a abordar qué hacer exactamente cuando ocurra un fallecimiento, sobre todo en circunstancias que pueden no ser las más comunes, como por ejemplo en una muerte violenta o en una muerte en la que se precisa de una autopsia.

Desde el otro punto de vista, abordaremos el conjunto de reglas que son más habituales en nuestro país cuando se produce un fallecimiento y alguna que otra diferencia que existe respecto a otros países. 

La Ley Mortuoria en España ofrece una reglamentación genérica de obligado cumplimiento sobre los tiempos y modos de actuación cuando acontece una muerte. Luego esa ley se adapta a la situación de cada comunidad autónoma. Luego las familias tendrán también su punto de vista sobre cómo ha de desarrollarse las distintas fases del proceso. En medio de todos estos agentes se encuentra la empresa funeraria que hace de intermediario entre las normas y tiempos obligatorios, y las necesidades de las familias. 

Cuando se produce un fallecimiento en un breve espacio de tiempo se toman decisiones muy delicadas. Las familias que están en pleno duelo, a veces les puede suponer un quebradero de cabeza tener que atender a los protocolos y demás detalles. Lo mejor es ser previsor y dejarlo todo preparado para cuando llegue el momento. 


¿No encuentras la respuesta a tu pregunta?

Envíanos tu consulta y te atenderemos

Envío de coronas, flores y ramos

Entrega en 3h en cualquier tanatorio de España