Redes sociales y fallecimiento

La aparición de la sociedad de la información, con la consiguiente digitalización de nuestras vidas, conlleva el tener que decidir qué hacer con todos esos datos. Poseemos bienes virtuales que se encuentran en la red y debemos decidir cuál será el destino de nuestro patrimonio digital al igual que decidimos el destino de nuestro patrimonio material. 

Varios proveedores digitales ofrecen servicios para garantizar nuestro legado digital, aunque también podemos acudir a un abogado experto en derecho digital y sucesorio.

¿Qué pasará con todas nuestras contraseñas de Facebook, Twitter, nuestro WhatsApp o los accesos a pasarelas bancarias? ¿Quién podrá acceder a nuestro patrimonio multimedia (fotos, películas, vídeos…)?

Existen empresas que nos ayudan a confeccionar un testamento digital o a borrar los perfiles de las redes sociales cuando ya no estemos. También se ocuparán de la reputación online o de hacer digitalizaciones para el recuerdo.

Lo que hacen es una búsqueda exhaustiva en la red para encontrar toda la información que publicó y difundió el difunto a través de sus usuarios en Internet. Borran toda la información personal, conservan aquella información que se relevante en el legado digital de la persona fallecida. Después cierran sus cuentas, y comunican el fallecimiento a todos los contactos.

En cuanto a precios depende de la empresa y los servicios extra que se contraten y es mejor solicitar un presupuesto personalizado para cada caso. 


¿Cómo borrar las redes sociales de una persona fallecida?

Ya hay empresas que se encargan de ello. Se puede hacer desde una funeraria o directamente con una empresa que se encarga de hacer desaparecer el legado digital de una persona.

Twitter tiene perfectamente previsto cómo solicitar el cierre de una cuenta. El método más sencillo si no se dispone de acceso a la cuenta consiste en escribir un email a privacy@twitter.com en el que se incluya

  • El nombre completo del solicitante, información de contacto (un email) y cuan era la relación con el difunto. 
  • Nombre del usuario de twitter y enlace al perfil
  • Enlace a una página donde aparezca el obituario, artículo de prensa que indica el fallecimiento o certificado de defunción. 

En el caso de Facebook:

En primer lugar, esta red social ofrece la posibilidad de que el usuario indique por anticipado si desea o no que su cuenta se convierta en una cuenta conmemorativa o que la eliminen permanentemente. 

Una cuenta conmemorativa la puede administrar un contacto legado que debe seleccionar el propietario de la cuenta. Si no se ha seleccionado previamente, nadie podrá encargarse activamente de ella.  

Para convertir la cuenta en conmemorativa Facebook te pedirá:

  • Nombre del fallecido
  • Fecha de fallecimiento
  • Y de forma opcional el certificado de defunción. 

En segundo lugar y como decíamos antes, Facebook te permite eliminar la cuenta de una persona fallecida.

  • Tendrán que verificar que eres un familiar cercano o albacea del propietario de la cuenta mediante algún documento oficial (por ejemplo un poder notarial)
  • y te pedirán obituario, esquela o certificado de defunción.

Eso sí, el propio Facebook pide que solo dejes visibles los datos imprescindibles para preservar la intimidad y la ley de protección de datos. 


El legado digital

La aparición de la sociedad de la información, con la consiguiente digitalización de nuestras vidas, conlleva el tener que decidir qué hacer con todos esos datos. Poseemos bienes virtuales que se encuentran en la red y debemos decidir cuál será el destino de nuestro patrimonio digital al igual que decidimos el destino de nuestro patrimonio material. 

Varios proveedores digitales ofrecen servicios para garantizar nuestro legado digital, aunque también podemos acudir a un abogado experto en derecho digital y sucesorio.

¿Qué pasará con todas nuestras contraseñas de Facebook, Twitter, nuestro Whatsapp o los accesos a pasarelas bancarias? ¿Quién podrá acceder a nuestro patrimonio multimedia (fotos, películas, vídeos…)?

Existen empresas que nos ayudan a confeccionar un testamento digital o a borrar los perfiles de las redes sociales cuando ya no estemos. También se ocuparán de la reputación online o de hacer digitalizaciones para el recuerdo.

Recuperación del legado digital

La recuperación del legado digital, es un servicio que se ofrece a los familiares para la recopilación de la información que su familiar dejó de forma pública en redes sociales. A la familia se le entrega un informe para que puedan decidir si quieren recuperar, cancelar o destruir esa información.

Necesito eliminar la cuenta de Facebook de mi familiar, ¿cómo lo puedo hacer?

En nuestro apartado mundo digital, te explicamos cómo poder dar de baja en diferentes redes sociales la cuenta de un familiar tras producirse un fallecimiento.

En el caso concreto de Facebook, para eliminar su cuenta tienes que disponer de la documentación necesaria para confirmar que eres un familiar cercano o bien el albacea del propietario de la cuenta, los documentos que Facebook admite para acreditar la representación son un poder notarial, certificado de nacimiento, testamento o declaración de bienes.

Además de esta documentación también habrá que verificar el fallecimiento del propietario que podrás justificar con una esquela, orbituario o bien partida literal de defunción.

Con toda esta información recopilada tienes que enviar la solicitud a Facebook a través del formulario Solicitud especial para la cuenta de una persona fallecida (https://www.facebook.com/help/contact/228813257197480)

¿No encuentras la respuesta a tu pregunta?

Envíanos tu consulta y te atenderemos

Envío de coronas, flores y ramos

Entrega en 3h en cualquier tanatorio de España