Mundo digital

La aparición de Internet, pero, sobre todo, cuando surgió la llamada web 2.0 con plataformas como Facebook, Instagram o twitter, se produjo el fin del anonimato en la red y las personas convirtieron a esta red de redes en algo más que un canal de difusión. La vida ya no es sólo física y real, sino que viaja por cables de cobre y fibra óptica por el mundo virtual. De este uso surge lo que se llama la huella digital, en el que pensamientos, imágenes, videos…y todo lo que nos deparen las nuevas tecnologías en un futuro, tienen una marca permanente para el recuerdo…o no. ¿Qué ocurre con toda esa vida generada en redes sociales y demás medios digitales? Se trata de un legado digital que hay que gestionar para conservarlo o para que Internet lo olvide para siempre. Suponen decisiones nuevas tanto personales como para la familia cuando nos llega el momento de la muerte y que debemos saber gestionar. 

Las nuevas tecnologías también son un medio para “facilitarnos” la vida cuando se produce un fallecimiento tanto a nivel burocracia como a nivel más íntimo y psicológico. Desde rellenar solicitudes para conseguir un nicho en un cementerio virtual pasando por comunidades online para la superación del duelo, o cuestiones más prosaicas como geolocalizar un tanatorio para poder llegar hasta él o participar del funeral de un ser querido, aunque se esté lejos gracias al video-streaming, todo ello, tiene cabida en este tema que iremos abordando en todos sus puntos.

Lo que es cierto es que la integración del mundo digital y el mundo real es algo imparable y que, cada día más, afecta a todas las facetas de la vida incluida nuestra muerte. De qué manera y cómo será en un futuro lo iremos descubriendo a golpe de nuevos inventos e ideas revolucionarias. Las contaremos aquí, para que estéis siempre informados.  


¿No encuentras la respuesta a tu pregunta?

Envíanos tu consulta y te atenderemos

Envío de coronas, flores y ramos

Entrega en 3h en cualquier tanatorio de España