Despedir a tu mascota

Son muchas las consultas que nos llegan a efuneraria sobre mascotas. Aunque somos una funeraria online para personas, nuestra vocación de servicio nos ha hecho plantearnos y escribir un completo artículo que, esperemos, resuelva el qué hacer y cómo, así como las opciones que existen cuando toca despedir a tus animales de compañía.

¿Cómo despedir a tu mascota?

Una mascota no es sólo un animal, con el tiempo se convierten en un miembro más de la familia, tan querido que cuando tienen que dejarnos se vive una situación de duelo parecida a cuando se pierde un familiar. Para que esta situación no se haga tan dolorosa, ¿cómo debemos prepararnos?

Lo primero es la aceptación. La pérdida de una mascota ha de asumirse como algo natural y desechar cualquier sentimiento de culpabilidad si has tenido que optar por una solución médica. Sea como sea, has de quedarte con todo el amor que has podido compartir con tu animal de compañía.

Si hay niños, lo recomendable es hablar con ellos abiertamente del tema y con sinceridad, sin ocultar la muerte para que el niño no tenga esperanzas y pueda superar mejor la pérdida. 

Deja un tiempo prudencial antes de adquirir otro animal, supera primero el duelo. 

Si tu animal está enfermo, anticipa todo lo posible lo referente a la muerte de tu mascota. Habla con tu veterinario para conocer las opciones que ofrecen o, si deseas algo más especial, contacta con un crematorio para animales y localiza algún cementerio de animales si tu intención es enterrarlo. 

Por cuestiones sanitarias y de higiene, lo habitual es que al fallecer un animal a este se le realice una cremación. No se recomienda enterrar fuera de instalaciones preparadas a tal efecto ya que la putrefacción del animal puede ser foco de posibles infecciones o incluso envenenar las aguas. Si prefiere enterrar a su mascota, hágalo en un cementerio de animales. 

Cementerios de animales

La costumbre de enterrar a las mascotas no es nueva. Los antiguos egipcios ya momificaban a ciertos gatos porque servían de “contenedores” del alma humana. Es decir, era un sistema económico de guiar a un difunto por el inframundo y presentarse ante Osiris.

Realmente el concepto más moderno de cementerio de animales como lugar de descanso de un ser querido, nos lleva hasta el cementerio de perros de Paris que se inauguró en 1899.  

En España la costumbre de enterrar a los animales de manera digna es reciente. Por ejemplo, hasta 1983 no existía en la Comunidad de Madrid ningún cementerio de animales. Hoy día casi todas las provincias tienen uno. 

Los cementerios ofrecen varios servicios y a veces actúan también como crematorios. Comentamos los más generales, aunque matizamos que deberá informarse en el cementerio de animales que corresponda sobre si ofrecen o no los servicios que aquí detallamos: fosas y nichos en propiedad o en alquiler anual, la creación de lápidas conmemorativas, servicios de recogida de animales tanto en el domicilio como en clínica veterinaria. Lugares para depositar las cenizas tales como pirámides del recuerdo, columbarios o nichos, ventas de urnas funerarias o colgantes para cenizas.

El alquiler de un nicho puede costar unos 65€ al año, un nicho o fosa desde los 100€-130€ pero hay cementerios en las que un nicho puede costar hasta 5.000€. Es cuestión de comparar precios. Tu veterinario es la persona que te podrá informar y facilitar teléfonos sobre todo tipo de opciones e instalaciones especiales para tu mascota una vez fallezca. 

Crematorio de animales. 

Si has acudido a un crematorio de animales es probable que puedas llevarte un último recuerdo de tu mascota por medio de una joya funeraria, a modo de relicario o colgante para que puedas introducir una poca cantidad de los restos de tu mascota incinerada y llevarlo “cerca del corazón”.

Otra opción es crear un diamante con las cenizas de tu animal de compañía. El proceso que puede costar un mínimo de 3000 euros consiste en un proceso de cinco semanas en las que las cenizas mediante un proceso que une química y altísimas temperaturas acaban convirtiéndose en una gema más o menos azulada. Ya que no todos los animales tienen grandes dimensiones es posible que se necesite hacer una aportación extra al material original. En este caso es válido por ejemplo cabello humano. 


¿Cuánto cuesta enterrar a mi mascota en un cementerio de animales?

El alquiler de un nicho puede costar unos 65€ al año, un nicho o fosa desde los 100€-130€ pero hay cementerios en las que un nicho puede costar hasta 5.000€. Es cuestión de comparar precios.

¿No encuentras la respuesta a tu pregunta?

Envíanos tu consulta y te atenderemos

Envío de coronas, flores y ramos

Entrega en 3h en cualquier tanatorio de España