Empresas Funerarias

Las empresas funerarias son un tipo de negocio que se encarga de todo lo relacionado desde que se produce el fallecimiento de una persona has que esta es inhumada. 

Los servicios básicos que se puede contratar en una funeraria son el traslado del cuerpo hasta la sala de velatorio, el servicio funeral en la iglesia y el servicio de enterramiento. 

Desde esta base, cada funeraria adapta la ejecución de estos servicios para ofrecer diversos valores añadidos que pasa por una amplia oferta en féretros, servicio de floristería, la exclusividad de un agente familiar o coches de acompañamiento. 

En España, el sector está liberalizado eso significa que, además de funerarias públicas, existen empresas privadas que ofrecen sus propios servicios funerarios. También significa que los precios varían mucho de una empresa a otra. Lo mejor para conseguir el mejor precio, es anticiparse y realizar una comparación de precios antes de contratar. Existen páginas como efuneraria que realizan esa comparativa por ti y te facilitan el mejor presupuesto de acuerdo a tus deseos.

En muchos casos, las funerarias hacen de intermediarios y facilitan trámites administrativos, contactos con otros proveedores de productos funerarios e incluso pueden encargarse de tratar el traslado internacional de un difunto con la embajada que se precise. 

La labor de la funeraria termina después del entierro, aunque hay empresas que realizan un seguimiento en los días posteriores al mismo por si la familia necesita algo más. 


¿Qué es una empresa funeraria?

Es la empresa que se encarga de todos los trámites tras el fallecimiento de una persona. Gestiona la contratación y tramitación de servicios funerarios como pueden ser el velatorio, la inhumación o la cremación.

El sector funerario está liberalizado en España. Suelen ser empresas privadas las encargadas de ayudarnos en estos momentos críticos en los que tenemos que procurarle las últimas atenciones a un ser querido.

En algunos ayuntamientos se habla de empresa mixta de servicios funerarios y están participadas municipalmente. Existen tanatorios cien por cien privados y otros que son de los ayuntamientos, aunque la concesión la gestione una empresa privada que lo ha ganado por concurso (en este caso son municipales pero de gestión funeraria privada).

También existen en menor cantidad los tanatorios estrictamente municipales.

¿Puedo contratar con una empresa la compra del féretro, con otra el tanatorio y con otra el traslado?

No. La tramitación, la compra del féretro y la conducción hasta el lugar donde se va a velar el cuerpo las tiene que hacer la misma empresa. Quien tramita es quien enferetra y hace la conducción. Cuando el cuerpo ya está enferetrado sí que puede intervenir una segunda empresa. Pero hasta ese momento no. Desde el tanatorio, por ejemplo, otra empresa podría terminar el servicio.

¿En el tanatorio puede haber una funeraria?

Hay tanatorios estrictamente municipales que no los gestiona ninguna funeraria, aunque cada vez son menos. Suelen ser salas que están en los propios cementerios de pueblos muy pequeños.

Si decido velar el cuerpo en casa, ¿cuáles son los servicios que me ofrece la funeraria?

Los mismos menos el traslado al tanatorio.

No es obligatorio velar, pero no se puede realizar ningún tipo de traslado hasta que no pasen 24 horas desde la hora de fallecimiento que figura en el certificado médico de defunción. Sanidad no permite ni enterrar, ni incinerar, ni trasladar antes de ese tiempo. De ahí que se necesite un sitio para pasar esas 24 horas.

Se puede hacer el velatorio en casa, en un tanatorio, o se puede dejar el cuerpo en el hospital donde ha fallecido y hacer una salida directa. Algunos hospitales incluso tienen algún tipo de velatorio o nos permiten velar un número de horas determinadas. En ese caso no habría que contratar tanatorio. Sería un proceso inverso. La empresa funeraria se desplazaría con el féretro y lo prepararía allí. Lo mismo ocurriría en el domicilio.

La funeraria desplaza el furgón o la carroza con el féretro, con la capilla, con las flores y lo monta al gusto de la familia. Algunas personas elegirán velones, capilla y mantón y otras no querrán nada de lo anterior. Existen tantas posibilidades como tipos de familias.

¿Ofrecen servicios las funerarias a otras religiones?

Las funerarias actuales no se cierran a realizar los rituales necesarios en otros cultos diferentes a la religión católica, mayoritaria en el Estado Español. Actualmente muchas personas no quieren ni la cruz ni el Cristo en el féretro, por ejemplo. Y tampoco requieren de atención religiosa.

Se puede optar por una misa antes de la salida, o un responso cuando se llegue al crematorio.

Los musulmanes suelen acudir a sus mezquitas para contactar con una persona especialista que se encargue de los lavados exigidos en el rito, en estos casos también es necesaria la intervención de una funeraria que se encargará de la repatriación o del traslado a un cementerio musulmán.

Las funerarias están preparadas para poder adecuarse a cualquier rito permitido en España. Lo que no se podría ofrecer, como es común en algunas partes del mundo, es estar velando 4 días en un domicilio sin ninguna práctica tanatológica.

Tras 48 horas habría que pensar en una conservación o un embalsamamiento.

¿Dónde se termina la labor de la empresa funeraria?

Después del entierro la funeraria intenta hacer un seguimiento del nivel de satisfacción de la familia por si tienen alguna otra necesidad o duda. Normalmente se intenta que tengan contacto con un asesor familiar durante su estancia y en los días posteriores a ella.

¿Podría una empresa funeraria gestionar algún certificado que falte?

Sí, los trámites post mortem, como el certificado de actos de última voluntad, el certificado literal de defunción, dar de baja al fallecido en la Seguridad Social o arreglar pensiones. Aunque no lo hace exactamente la funeraria, sino que derivan el servicio a una gestoría. Hay gestorías especializadas en estos trámites.

La funeraria puede orientar en su afán de ofrecer un servicio completo. A veces resuelven dudas incluso mucho tiempo después del entierro.

¿Qué otros servicios nos puede ofrecer una empresa funeraria?

A las familias se les puede ofrecer aparte del féretro, los recordatorios, las flores, coches de acompañamiento, catering en sala, música, etc.

Los coches de acompañamiento llevan a la familia hasta el cementerio por si no quieren conducir o no saben dónde está el cementerio. Posteriormente les llevarán de regreso al tanatorio o a su casa, como prefieran.

En caso de incineración, además de las urnas de ceniza clásicas, existen también los relicarios, las mini-urnas y los colgantes.

A veces la familia, cuando se va a lanzar la urna, se quiere quedar con algún recuerdo. Y en ocasiones son muchos familiares los que quieren llevarse un recuerdo. Entonces lo reparten en relicarios o mini-urnas.

También hay arte funerario. Se trata de joyas que tienen una mini-rosca y dentro se mete un poquito de ceniza. En la actualidad existen diseños clásicos y otros muy modernos.

Convertir las cenizas en diamante

Es posible, gracias a tratamientos especiales, convertir en diamante restos de cabello o parte de las cenizas del familiar fallecido.

Féretros de colores

Existen y es posible solicitarlos, pero casi nunca se ofertan porque no se demandan.

Esquelas tradicionales

Las esquelas o avisos fúnebres son publicaciones mediante las que se comunica el fallecimiento de una persona a la prensa escrita o se fija en distintos lugares públicos para informar de la fecha y el lugar del entierro, funeral, etc. Normalmente es la familia quien encarga la esquela, aunque a veces la publica la empresa donde trabajaba el fallecido.

La esquela se compone de varias partes: por un lado se destacan el nombre y apellidos del difunto, que irá acompañado de su cargo si es la empresa donde trabajaba la que encarga la esquela y después se añade el lugar, las fechas de nacimiento y muerte, la edad y en ocasiones también las circunstancias.

A continuación se incluye un mensaje de pésame en nombre de la familia o empresa y si procede el lugar y fecha de la celebración del funeral o misa.

Si la persona era religiosa es normal incluir, por ejemplo, una cruz cristiana o una estrella de David.

Lo habitual es que la esquela vaya enmarcada por un ribete negro.

Acompañamiento musical

El acompañamiento musical es cada vez más solicitado en las ceremonias de despedida, ya sean éstas civiles o religiosas. Este servicio puede realizarse en la capilla, en el lugar de despedida elegido para la ceremonia o a pie de sepultura.

La empresa funeraria suele dar a elegir entre varios temas musicales. También se pueden elegir el número de instrumentos, si se requiere acompañamiento vocal o simplemente si se necesita un reproductor musical para poder escuchar el tema favorito del difunto durante la ceremonia de despedida.

Libro de condolencias

El libro de condolencias es un libro en blanco colocado en los funerales o servicios fúnebres con la finalidad de que los asistentes expresen con palabras escritas su pésame a la familia o escriban recuerdos referidos al fallecido en tributo u homenaje.

Hace años era una costumbre de carácter protocolar, ya que, al quedar reflejadas las personas que asistían, transcurrido el funeral la familia podía agradecer a cada uno personalmente el haber asistido. En la actualidad se ha ido perdiendo este uso.

Como todo lo referente a las ceremonias y a los ritos que acompañan a los funerales, los libros de condolencias varían según las respectivas creencias religiosas de los afectados. 

La empresa funeraria los sigue ofreciendo como un servicio más que las familias pueden utilizar, aunque es cierto que es más común su uso cuando los fallecidos son personas reconocidas por algún motivo en la sociedad.

Obituario

Un obituario es una nota necrológica sobre una persona fallecida hace poco tiempo. Se suele publicar en medios de comunicación intentando dar unas pinceladas sobre la trascendencia pública o la trayectoria de la vida del recién fallecido.

Muchos periódicos reciben obituarios pre-escritos y los archivan. Suelen estar ya escritos cuando se trata de individuos notables que aún están vivos. Esto permite hacer una necrológica más extensa, con detalles contrastados y de mejor calidad.

Financiación de funerales

Las empresas del sector funerario buscan cada día satisfacer las necesidades de sus clientes y algunas ya ofrecen la posible financiación del servicio. Es una opción útil si nuestro familiar no contaba con seguro de decesos o queremos adecuar los desembolsos a nuestra situación personal.

Las empresas funerarias tienen que colaborar entre sí en estos casos. ¿Cómo se realiza el cobro cuando intervienen dos funerarias?

Lo explicamos con un ejemplo: una persona fallece en Alicante y es de Barcelona, por lo tanto la familia la quiere llevar a Barcelona y hacer allí un velatorio.

Son facturas con suplido si la familia quiere hacer un solo pago. O pagan dos facturas diferentes si así lo desean.

¿Qué ocurre si llamo a una funeraria que no tiene tanatorio en la provincia en la que yo vivo?

Lo que intentará la empresa funeraria en este caso es asesorar a esa familia y ponerla en contacto con alguien que sí pueda ayudarle en esa localidad, alguien que sea de la confianza de la funeraria a la que estemos llamando. Intentarán cerciorarse de que esa persona a la que acudirá la familia les va a tratar bien.

En cualquier caso, las funerarias pueden actuar por comunidades autónomas, es decir, que si tienen por ejemplo una sede en Marbella, podrán operar en toda Andalucía. O si la tienen en Soria, podrán operar en toda Castilla-León.

Una cuestión distinta es que dispongan o no de instalación. Pero, de todas formas, pueden ofrecer el servicio de ir a recoger el cuerpo y llevarlo a su sede para que se haga allí el velatorio.

Precios de los servicios funerarios

Lo que hace variar el precio es la unidad de enterramiento (la sepultura o el nicho). Si una persona no tiene ni seguro ni sepultura, el servicio fúnebre prácticamente puede costar lo mismo porque existen servicios muy económicos tanto en los pueblos como en las ciudades. Pero lo que no cuesta lo mismo es la unidad de enterramiento.

¿Tengo que ir hasta el tanatorio para contratar un servicio funerario?

Puedes hacerlo, pero no es necesario. Lo habitual, y más cómodo, es contactar telefónicamente con la empresa funeraria y ésta te ofrecerá la posibilidad de desplazar un agente hasta el lugar que les indiques, el que sea más cómodo para tí. Hay funerarias que también disponen de oficinas a pie de calle fuera del recinto funerario. Es otra opción.

¿Es posible pedir un presupuesto funerario aunque no haya ocurrido aún el fallecimiento?

Claro, no sólo es posible sino que es recomendable. De esta manera podrás informarte de todas las opciones que tienes con tranquilidad, sin prisas y, sobre todo, sin la tensión del "momento". Seguro que surgen cuestiones que ni te habías planteado y así tendrás tiempo de tenerlas en cuenta y valorarlas.

¿Quien tiene la obligación de pagar el servicio fúnebre?

Va a depender del tipo de documentación de la que estemos hablando. Durante la contratación de un servicio fúnebre se firman varias solicitudes y autorizaciones, pero realmente el documento que obliga al cumplimento del pago es sólo uno: el contrato. Hay que firmar documentación para el registro civil (la licencia de enterramiento), la solicitud para sanidad (sólo en algunos casos), la solicitud de enterramiento para el cementerio o de incineración para el crematorio, la autorización de traslado del cuerpo para que la funeraria pueda conducirlo desde el lugar de fallecimiento hasta el tanatorio... En definitiva, unas cuantas solicitudes y autorizaciones que variarán en función de las características y circunstancias del servicio. Éstas las puede firmar una persona (normalmente alguien muy allegado al difunto) y sin embargo hacerse cargo del pago otra, que será quien firme el contrato. Lo más habitual es que sea una única persona quien firme todo, pero la opción existe.

¿No encuentras la respuesta a tu pregunta?

Envíanos tu consulta y te atenderemos

Envío de coronas, flores y ramos

Entrega en 3h en cualquier tanatorio de España