-->

Certificados y dónde adquirirlos

Existen una serie de certificados que son necesario cumplimentar para hacer efectiva de forma oficial y a los ojos del Estado que una persona esta efectivamente fallecida.  

El primero es el llamado certificado médico de defunción, se trata de un documento que tiene la firma de un médico y que acredita que la persona ha fallecido e un día y hora determinado. Sin este documento la empresa funeraria no puede empezar a trabajar. La familia deberá entregárselo a la funeraria que contrate para que esta solicite a un juez el permiso para enterrar o incinerar al fallecido. 

Al contratar, el agente funerario rellena también una documentación la licencia de enterramiento, que entregará junto con el certificado médico de defunción en el que se detalla el servicio que se ha contratado, es decir si la persona será inhumada o cremada y demás detalles.

El certificado de defunción pasa al Registro Civil y el juzgado devuelve firmado y sellado una parte de la licencia de enterramiento/cremación.

Este documento lo tendrá que entregar el agente funerario en el crematorio o cementerio para que efectivamente se pueda realizar el servicio. 

El certificado médico de defunción se puede adquirir en las farmacias, hospitales y l los agentes funerarios suelen llevar en su carpeta estos impresos por si la familia los necesita.  

Tras el fallecimiento se tienen unos 15 días para tramitar la partida de defunción en el Registro Civil y tres meses después del fallecimiento es el propio Registro Civil quien actuará de oficio comunicando la baja a través del Instituto Nacional de Estadística. Sin embargo, si por algún motivo un familiar o representante necesita que el trámite se realice con más celeridad tendrá que presentar personalmente una fotocopia y original de la partida de defunción y se ejecuta la baja en 10 días aproximadamente.

Con este documento podrá realizar los trámites legales posteriores al fallecimiento: últimas voluntades, testamentos y herencias. 


Documentación que debe rellenar la familia en el momento de la contratación

Hay una documentación general básica que tiene que rellenar el agente de contratación. Tiene que tener el certificado médico de defunción y una solicitud de licencia de enterramiento o incineración que luego se presenta al juez. Esos son los requisitos mínimos que constituyen la primera fase. Esos dos documentos son los que se presentan en el Registro Civil y el juez autorizará el entierro o la incineración. También intervendrá Sanidad en caso de traslado.

El certificado médico de defunción queda depositado en el Registro Civil. A cambio el Registro Civil expide tantos certificados literales de defunción como necesite la familia.

¿Qué es el certificado médico de defunción?

El certificado médico de defunción es el documento que firma el médico en el momento del fallecimiento. Acredita el fallecimiento de una persona y ahí radica su importancia. El médico se lo debe entregar siempre a la familia. Y la familia se lo tiene que entregar a la funeraria. Es un documento oficial.

Lo tiene que rellenar el médico en el momento en que tiene constancia de la muerte. La familia debe entregárselo a la funeraria en el momento de la contratación, ya que, ese documento es el que permite realizar todos los trámites para solicitar la autorización del juez.

La funeraria, con el certificado médico oficial, solicita la autorización del juez para poder enterrar o incinerar previa validación por el médico forense (aunque hay variaciones según los municipios).

Cuando hablamos de un certificado médico nos referimos a un certificado ya firmado. Antes de eso, se trata sólo de un impreso.

¿Dónde puede adquirir el impreso del certificado médico?

Se puede comprar en la farmacia y en los hospitales también los tienen normalmente, aunque en algunas clínicas privadas no lo facilitan.

También las empresas funerarias los tienen. Suele llevarlo consigo el agente de contratación por si es necesario cuando les llama la familia.

El juez concede la autorización definitiva para enterrar o incinerar y el certificado se lo quedan en el Registro Civil. Se necesitarían otro tipo de certificados si hubiese que realizar un traslado fuera de la comunidad autónoma en la que nos encontramos o si además se va a realizar una práctica tanatológica. Pero el proceso normal es el anterior.

Si el fallecimiento se produce en un hospital el certificado se hace inmediatamente. Si se produce en un domicilio, la familia deberá adquirir el impreso para que cuando llegue el médico pueda cumplimentarlo. Al avisar a la funeraria se puede solicitar que lleven el impreso, de esta manera se evita que la familia tenga que realizar el desplazamiento hasta la farmacia y se agiliza el trámite de certificación.

¿Qué es el certificado literal de defunción y para qué sirve?

La partida literal de defunción es la que el juzgado expide para que la familia haga los trámites de últimas voluntades, testamentos y herencias. Sirve para los trámites legales posteriores al fallecimiento. No es lo mismo que el certificado médico de defunción.

Sanidad Mortuoria. Legislación.

Dentro de las funciones del Estado está la misión de garantizar la protección higiénico- sanitaria de sus ciudadanos. Gracias al Decreto 2263/1974 , de 20 de Julio se crea una ley marco a nivel nacional en la que se regula el modo en que en España va a realizar esa protección. 

En esta ley se clasifica a nivel sanitario a los cadáveres, cómo deben manipulase y en qué condiciones de seguridad técnico-sanitarias se deben realizar todas las operaciones relacionadas con los restos humanos. Abarca desde las propias instalaciones como pueden ser tanatorios, crematorios o cementerios; los materiales que se van a utilizar para manipulación y trasporte de fallecidos y las protecciones que deben utilizar las personas que trabajan sobre los cadáveres. 

La aplicación de esta ley marco es diferente en cada Comunidad autónoma. Para vuestra consulta os dejamos los principales reglamentos de Policía Sanitaria Mortuoria en cada una de ellas, además de la mencionada ley general. 


Decreto 2263 / 1974, de 20 de julio

Andalucía

Aragón

Asturias

Islas Baleares

Canarias

Cantabria

Castilla-La Mancha

Castilla y León

Cataluña

Extremadura

Galicia

La Rioja

Comunidad de Madrid

Región de Murcia

Navarra

Comunidad Valenciana

País Vasco

Baja en el padrón municipal por defunción

Normalmente las bajas por fallecimiento en el padrón municipal se realizan de oficio a través de la información facilitada por el Registro Civil, aunque también es posible dar la baja en el Padrón de los fallecidos a solicitud de los familiares y personas que residen en el mismo domicilio previa presentación del certificado de defunción o libro de familia.

¿Qué es la Partida literal de defunción?

Este es el documento que contiene todos los datos relativos a la identidad del fallecido y al hecho del fallecimiento. Para la obtención de este documento es necesario haber presentado previamente, en el momento de la defunción, el certificado médico de defunción en el juzgado que corresponda por lugar de fallecimiento. Esta gestión la realiza la empresa funeraria con la que se ha contratado el servicio fúnebre. Pasados unos días, se podrá recoger el certificado literal de defunción en el mismo juzgado. Las empresas funerarias suelen ofrecer también la realización de esta gestión  a las familias.

Este documento nos va a servir para poder continuar con el resto de gestiones.

Justificante del fallecimiento y dónde se consigue

El justificante de trabajo se lo puedes solicitar a la empresa funeraria que se hizo cargo del servicio. Posiblemente te pidan el nombre de la persona fallecida, el parentesco que te une con ella y tu número de DNI. Si estás en sus instalaciones te lo darán en el momento, si no, puedes pedir que te lo envíen por correo ordinario o por e-mail.

¿Cuántos días corresponden por fallecimiento de un familiar?

Para responder a esta pregunta debemos dirigirnos al Estatuto de los trabajadores. En el se indica que, en caso de fallecimiento de familiares, a un trabajador le corresponde un permiso retribuido de 2 días si no existe desplazamiento y 4 si el trabajador tiene que desplazarse. Establece, además, un límite de aplicación:   

  • Por consanguinidad: abuelos, padres, hijos, nietos y hermanos.
  • Por afinidad: cónyuge, abuelos de tu cónyuge, tus suegros, tus cuñados, yernos y nueras.


¿No encuentras la respuesta a tu pregunta? Escríbenos y recibirás una respuesta personalizada

Envío de coronas, flores y ramos

Entrega en 3h en cualquier tanatorio de España