¿Cómo se gestiona el traslado del fallecido?



¿Cómo se gestiona el traslado del fallecido?

Necesitaríamos dos certificados de defunción para ir de una comunidad autónoma a otra. Una vez que se sale de una comunidad existen requisitos especiales. No se solicita la misma documentación para ir de Madrid a otra comunidad, por ejemplo, que si tenemos que realizar el proceso contrario, aunque en muchas comunidades los requisitos coinciden.

En Madrid, si seguimos con el ejemplo, se necesitan dos certificados. Uno para Registro y otro para Sanidad. Después el procedimiento es el mismo: la funeraria envía a un agente, la familia informa de que quieren trasladar, se contrata y se hace el traslado al tanatorio.

El juez lo que hace es autorizar la incineración o el entierro. Y Sanidad es quien autoriza a salir de una comunidad. La funeraria saldrá en el coche fúnebre con la autorización que le ha dado el juez y con la autorización que le ha dado Sanidad. Una vez en el destino, sobre todo si se trata de poblaciones pequeñas, la familia contacta con alguien que se ocupe de las gestiones funerarias, normalmente el alcalde o el párroco.

En poblaciones grandes es más complicado. Si la familia no puede gestionarlo sola, la funeraria contacta o bien con el ayuntamiento si sólo requiere una gestión de ayuntamiento, o con una funeraria que controle la zona. Este proceso final se denomina recepción.