Urnas funerarias

Las urnas funerarias, urnas cineraria o urnas de incineración son un depósito cerrado en forma de vaso realizado en diversos materiales que pueden contener la totalidad o parte de las cenizas de un difunto.

Las urnas funerarias existen desde que los seres humanos comenzaron a utilizar el rito de la incineración o cremación como despedida para el ser querido. Se han encontrado yacimientos arqueológicos de la edad del bronce en el que se han encontrado este tipo de vasos funerarios.

Las religiones paganas que aceptaban la cremación, estaba bastante extendido el rito y por tanto este tipo de objetos. Por ejemplo, en la antigua roma se fabricaban con materiales de piedra y sobre ellas se escribía el nombre del difunto y breve historia del fallecido. En Egipto, por ejemplo, la urna no tenía por qué contener cenizas y se han encontrado objetos de este tipo de pequeño tamaño en las tumbas al lado de los sarcófagos cuyo contenido eran las vísceras del difunto. se llamaban vasos canopos.

Hoy día las urnas cumplen la misma función que antaño y lo que ha cambiado son los materiales que se utilizan para su fabricación y las formas que pueden adoptar las mismas. Desde materiales tradicionales como mármol o cerámica a materiales modernos como el acero inoxidable. Incluso existe una tendencia en la que las urnas se fabrican con materiales biodegradables para que, con el tiempo el vaso desaparezca. Por ejemplo, existen urnas que se realizan con sal para poder depositarlas en el mar y que al contacto con el agua se deshace esparciendo con el tiempo las cenizas en el fondo marino. Otras urnas se fabrican con una pequeña semilla en su interior en el que, al enterrarla en el suelo, tanto la ceniza del difunto como la propia urna sirven de abono para que surja de allí un árbol.

En cuanto a la forma que puede adoptar una urna funeraria lo habitual es que se tome la forma de vaso o ánfora, pero realmente, hoy día, existe un amplio abanico de opciones. Por ejemplo, si la persona fallecida era un deportista, por ejemplo, un futbolista, existen urnas en las que las cenizas se vuelcan en la base que sostiene una figura que representa a un jugador realizando un chute a puerta.

En una empresa funeraria lo normal es que ofrezcan un catálogo más o menos tradicional y para urnas más especiales deberá acudir a una empresa especializada.

Si usted lo que desea es adquirir una urna más particular usted puede servirse de las nuevas tecnologías que pueden ayudarle porque gracias a la magia de Internet puede localizar empresas de productos funerarios de todo el mundo donde se ofrece urnas en un amplio catálogo y puede comprar la que más le guste. Una vez adquirida se la envían a la dirección de su interés. Una vez la tenga en su domicilio, lo único que ha de hacer es realizar con cuidado el trasvase de cenizas de la que tenía provisional a la definitiva.

Este tipo de contenedores para cenizas se pueden o conservar en el domicilio, en un columbario o bien en un nicho que al ser de mayor tamaño admite dentro una urna o ataúd.

Solicitar presupuesto

¿Tipo de servicio fúnebre?

 

¿Dónde comprar urnas para cenizas?

Las empresas funerarias ofrecen un catálogo de urnas para cenizas a las familias que deciden que su familiar sea incinerado.

También puede acudir a empresas especializadas en artículos funerarios donde, entre otras opciones, podrá elegir entre una amplia gama de urnas. /p>

Tipos de urnas para cenizas

En general podemos hablar de urnas tradicionales que son del tamaño adecuado para que se depositen las cenizas del difunto en su totalidad y cuyas formas suele recordar a los jarrones o las ánforas. Mini urnas que sirven para depositar una parte de las cenizas del difunto, de modo que la totalidad se reparte entre varias urnas. Urnas especiales que pueden contener una parte o la totalidad de las urnas y que físicamente pueden variar de las formas tradicionales, por ejemplo que tenga alguna forma escultórica y, por último urnas biodegradables, que con el tiempo acaban descomponiéndose en su totalidad. 

Donde guardar las urnas

A la hora de conservar las urnas y las cenizas que hay en su interior debamos diferenciar entre católicos y no católicos. 

Para el primer caso, que el difunto o la familia practiquen la religión católica, debe guardarse o bien en un espacio en el cementerio, ya sea mausoleo, panteón familiar, sepultura, nicho o columbario, o si se opta por conservarlo en casa, ha de hacerse en una única urna y en un lugar de respeto y adecuado para la oración. 

En el caso de los no católicos puede guardarla igualmente en un cementerio, en el domicilio o donde crea conveniente. 


¿Requiere de cuidados las urnas para cenizas?

El cuidado de las urnas funerarias depende del material con el que se hayan fabricado. 

Si la urna es de porcelana, con utilizar un paño húmedo para limpiarla de polvo de vez en cuando es suficiente. 

En el caso de lar urnas  cinerarias de acero inoxidable aunque tampoco necesitan de un cuidado especial puede ocurrir que con el tiempo se empañen y pierdan el brillo. Para que recupere su esplendor ha de lavarla con agua y jabón y frotar con un trapo suave. Luego, si nota que tiene alguna raspadura, utilice un producto de limpieza y pulido específico para acero. Al utilizarlo no realice movimientos circulares, hágalo siempre en el sentido de la raspadura. Deje que seque nuevamente y limpie otra vez con suavidad con agua y jabón.

¿Dudas con los trámites funerarios? Encuentra la respuesta al instante

¿No encuentras la respuesta a tu pregunta? Escríbenos y recibirás una respuesta personalizada

Envío de coronas, flores y ramos

Asegurate de que lleguen a tiempo, haz tu pedido ahora