Qué es la legación de un testamento

La legación de un testamento es una disposición testamentaria por la que el testador designa a un legatario para recibir un bien en herencia.

¿Qué es la legación de un testamento?

La legación de un testamento se refiere a una disposición testamentaria en la que el testador, la persona que hace el testamento, designa a un legatario para recibir un bien específico o una cantidad específica de dinero, propiedad u otros activos. En otras palabras, una legación es una disposición mediante la cual el testador deja algo en particular a una persona o entidad específica.

Por ejemplo, un testamento puede incluir una legación en la que el testador deja su coche a su hijo, una cantidad específica de dinero a una organización benéfica o una propiedad inmobiliaria a un amigo cercano. Estas disposiciones específicas son conocidas como legados.

Así, la legación de un testamento es una forma de distribuir los activos y bienes del testador de manera específica y detallada, más allá de las disposiciones generales de herencia. Los legados pueden ser de diferentes tipos, como legados pecuniarios, legados de bienes muebles o legados de bienes inmuebles.

Además, es fundamental que los legados sean claros y específicos en el testamento para evitar confusiones o disputas entre los herederos y legatarios. Asimismo, el testamento debe cumplir con los requisitos legales establecidos en la legislación aplicable para garantizar la validez de las disposiciones testamentarias.

¿Qué tipos de legaciones en un testamento existen?

En cuanto a los tipos de legaciones en un testamento, estos son algunas de las más importantes:

  • Legados pecuniarios: consisten en una cantidad específica de dinero que se deja a un beneficiario designado en el testamento. Por ejemplo, el testador puede dejar una suma de dinero específica a un amigo, a un familiar, a una organización benéfica o a cualquier otra persona o entidad.
  • Legados de bienes muebles: implican la entrega de objetos personales o bienes muebles específicos a un beneficiario designado en el testamento. Pueden incluir artículos como muebles, joyas, obras de arte, vehículos, colecciones o cualquier otro bien de valor.
  • Legados de bienes inmuebles: el testador deja una propiedad inmobiliaria específica, como una casa, un terreno, un apartamento o cualquier otro tipo de bien inmueble, a un beneficiario designado en el testamento.
  • Legados condicionales: están sujetos a ciertas condiciones que deben cumplirse para que el beneficiario reciba el bien o activo legado. Por ejemplo, el testador puede establecer que un legado de dinero se entregará a un nieto solo si este alcanza una determinada edad, se gradúa de la universidad o cumple con ciertos requisitos específicos.
  • Legados residuales: después de hacer legados específicos, el testador puede disponer del resto de su patrimonio, es decir, los bienes que no se han legado de manera específica en el testamento. Estos bienes se distribuirán entre los herederos residuales, que son aquellos que reciben el residuo de la herencia después de atender los legados específicos y el pago de deudas y gastos.

Si necesitas una funeraria en Salamanca, Ávila, Madrid, Barcelona o dónde sea llámanos.

Atención funeraria telefónica 24h
Otros términos funerarios