Qué es una inhumación

La inhumación es el proceso por el que se entierra un cuerpo de una persona fallecida en una tumba.

¿Qué es una inhumación?

La inhumación es el acto de enterrar el cuerpo de una persona fallecida en la tierra o en una tumba. Es un término que se utiliza comúnmente para referirse al proceso de sepultura tradicional, donde el cuerpo se coloca en un ataúd y luego se entierra en el suelo, generalmente en un cementerio.

Durante la inhumación, se pueden llevar a cabo diversos rituales y ceremonias de acuerdo con las tradiciones culturales y religiosas de la persona fallecida y su familia, como oraciones, discursos, cantos, colocación de flores u otros objetos simbólicos en la tumba y la participación de familiares y amigos para rendir homenaje al difunto.

Además, la inhumación es una forma de disposición final de los restos humanos que cumple con normativas legales y sanitarias. Además de la inhumación, existen otras formas de disposición final de los restos, como la cremación o la donación de órganos y tejidos.

Pasos para realizar una inhumación

Entre los pasos para realizar una inhumación se encuentran los siguientes:

  • Obtención de la autorización: para ello hay que presentar un certificado de defunción firmado por un médico o autoridad competente y obtener un permiso de entierro emitido por las autoridades locales o el cementerio.
  • Preparación del cuerpo: esto puede incluir el embalsamiento, el arreglo del cuerpo en el ataúd y la colocación de ropa y objetos personales.
  • Elección del lugar de sepultura: por ejemplo, la compra de una parcela de tierra específica o el uso de una tumba familiar.
  • Hora y lugar del entierro: se programa la hora y el lugar para la ceremonia de entierro. Esta ceremonia puede llevarse a cabo en el cementerio, en una capilla funeraria o en otro lugar.
  • Ceremonia de inhumación: puede incluir oraciones, discursos, cantos u otros rituales según las tradiciones culturales y religiosas de la familia y del difunto.
  • Entierro del cuerpo: el ataúd que contiene el cuerpo del fallecido se coloca en la tumba previamente preparada en el cementerio. Para ello se necesita maquinaria especializada para cavar la tumba y bajar el ataúd.
  • Colocación de la lápida o marcador: después de la inhumación, se coloca una lápida o marcador en la tumba para identificar el lugar de descanso del fallecido.
  • Registro y documentación: se completan los registros y documentación necesarios relacionados con la inhumación, como la actualización de los registros del cementerio y la emisión de un certificado de entierro.

Ventajas de la inhumación frente a la cremación

En comparación con la cremación, estas son algunas de las ventajas de la inhumación:

  • Para muchas personas, la inhumación se alinea mejor con sus tradiciones culturales y creencias religiosas.
  • La inhumación permite que el cuerpo del difunto permanezca íntegro en la tumba, lo que puede proporcionar consuelo emocional para algunos familiares y amigos.
  • Crea un lugar físico en el que los familiares y amigos pueden honrar y recordar al difunto.
  • Las tumbas ofrecen un lugar para que los seres queridos visiten y se conecten emocionalmente con el difunto.
  • La inhumación puede contribuir a la preservación del patrimonio cultural y familiar, especialmente en casos donde las tumbas familiares han sido utilizadas durante generaciones.

Si necesitas una funeraria en Salamanca, Ávila, Madrid, Barcelona o dónde sea llámanos.

Atención funeraria telefónica 24h
Otros términos funerarios