Qué es un cementerio

El cementerio es un lugar en el que se entierran los restos mortales de los difuntos en tumbas, mausoleos, nichos, columbarios o criptas.

¿Qué es un cementerio?

Un cementerio es un terreno dedicado especialmente para la inhumación de cadáveres humanos y a veces también de restos cremados. Es un lugar destinado para el enterramiento de los difuntos y suele ser gestionado por entidades gubernamentales, religiosas o privadas.

Además, los cementerios suelen estar divididos en secciones o parcelas donde se ubican las tumbas o sepulturas, que pueden ser individuales o familiares. Aparte de las tumbas, los cementerios pueden contener otros elementos como mausoleos, criptas, nichos o columbarios, que son estructuras destinadas a la colocación de restos cremados.

Asimismo, los cementerios pueden tener diferentes estilos y características según la cultura y la religión. Algunos cementerios son grandes y cuentan con amplias áreas verdes, jardines y caminos, mientras que otros pueden ser más pequeños y estar ubicados en zonas urbanas densamente pobladas.

También es importante destacar que los cementerios desempeñan un papel importante en la sociedad al proporcionar un lugar digno y adecuado para la disposición final de los restos humanos, así como un espacio para el recuerdo y la conmemoración de los difuntos. Para terminar, también son lugares de gran significado cultural, histórico y religioso.

¿Qué se puede encontrar en un cementerio?

En un cementerio se puede encontrar una variedad de elementos, entre los que destacan los siguientes:

  • Tumbas: estructuras en las que se realiza la inhumación de los cuerpos. Pueden ser simples, como una losa de piedra o mármol sobre el suelo, o más elaboradas, como monumentos o lápidas verticales.
  • Mausoleos: estructuras construidas sobre el suelo que contienen una o varias tumbas. Suelen ser más grandes y elaborados que las tumbas individuales y pueden albergar los restos de múltiples miembros de una misma familia.
  • Criptas: estructuras subterráneas o semienterradas que contienen nichos para albergar ataúdes o urnas funerarias. Suelen estar construidas en forma de pasillos o compartimentos individuales.
  • Nichos: espacios pequeños, generalmente en paredes o columnas, destinados a la colocación de urnas funerarias con restos cremados. Los nichos pueden estar dispuestos en filas horizontales o verticales.
  • Columbarios: estructuras similares a los nichos, pero específicamente diseñadas para la colocación de urnas funerarias con cenizas cremadas. Además, suelen estar dispuestos en forma de estanterías o compartimentos.
  • Jardines conmemorativos: algunos cementerios cuentan con áreas ajardinadas dedicadas a la conmemoración de los difuntos, que pueden incluir monumentos conmemorativos, placas conmemorativas o espacios para la reflexión y el recuerdo.
  • Estatuas y esculturas: en muchos cementerios se pueden encontrar estatuas y esculturas conmemorativas que representan figuras religiosas, símbolos funerarios u homenajes a personas importantes.

¿Cuándo ir al cementerio?

Los motivos más frecuentes por los que la gente acude al cementerio son funerales y entierros de una persona cercana. Otra razón importante son los aniversarios y fechas especiales, como aniversarios de fallecimiento, cumpleaños del difunto o aniversarios de matrimonio.

Por supuesto, durante el Día de Todos los Santo o el Día de los Difuntos es típico que las familias acudan al cementerio a recordar y honrar a los difuntos. Por último, algunas personas tienen la costumbre de realizar visitas regulares al cementerio.

Si necesitas una funeraria en Salamanca, Ávila, Madrid, Barcelona o dónde sea llámanos.

Atención funeraria telefónica 24h
Otros términos funerarios