Qué es un beneficiario

El beneficiario es la persona o conjunto de personas que recibe la herencia de un difunto. Estas personas son designadas mediante un testamento o, en caso de que no exista, hay un orden de prioridad que establece el Código Civil.

¿Qué es el beneficiario en una herencia?

El beneficiario de una herencia es la persona o personas que reciben los activos, bienes y propiedades del fallecido, también conocido como el difunto o causante, a través de un testamento o de las leyes de sucesión intestada si no hay testamento válido. Estos activos pueden incluir dinero en efectivo, inversiones, bienes raíces, vehículos, muebles, joyas u otros bienes de valor.

Además, el beneficiario de una herencia puede ser cualquier persona designada por el difunto en su testamento o, en ausencia de un testamento válido, los beneficiarios pueden ser determinados por las leyes de sucesión intestada, que generalmente establecen un orden de prioridad para los familiares del difunto, como cónyuge, hijos, padres, hermanos, u otros parientes cercanos.

Es importante destacar que los beneficiarios pueden ser una o varias personas, y pueden ser individuos específicos, como un hijo o un amigo, o grupos de personas, como los hijos del difunto en partes iguales. Además, los beneficiarios pueden ser personas naturales o jurídicas, como organizaciones benéficas, fundaciones o instituciones educativas.

También cabe destacar que los beneficiarios de una herencia tienen derecho a recibir los activos y bienes del difunto de acuerdo con las disposiciones del testamento o las leyes de sucesión, y una vez que se han cumplido todas las obligaciones legales y deudas pendientes del fallecido.

¿Cuál es el orden de prioridad de los beneficiarios de una herencia en España?

El Código Civil establece un orden de prioridad de los beneficiarios a la hora de heredar. Es decir, en el caso de ausencia de testamento válido o si el testamento no abarca todos los bienes, este es el orden de prioridad que prevalece:

  • Cónyuge viudo: en primer lugar, el cónyuge sobreviviente tiene derecho a una parte de la herencia, dependiendo de si el difunto tenía hijos y de si los padres del difunto están vivos.
  • Hijos y descendientes: si el difunto tenía hijos o descendientes, estos tienen derecho a recibir parte de la herencia. Si alguno de los hijos ha fallecido, sus hijos, que son los nietos del difunto, pueden reclamar su parte.
  • Padres: en caso de no haber cónyuge ni descendientes, los padres del difunto tienen derecho a recibir parte de la herencia.
  • Hermanos y sobrinos: si no hay cónyuge, descendientes o padres, los hermanos y sobrinos del difunto pueden reclamar su parte de la herencia.
  • Abuelos y otros parientes colaterales: finalmente, si no existen cónyuge, descendientes, padres, hermanos ni sobrinos, la herencia puede pasar a los abuelos y otros parientes colaterales, como tíos, primos, etc.

Eso sí, es importante tener en cuenta que el difunto puede modificar el orden de sucesión establecido por la ley mediante la redacción de un testamento válido.

Si necesitas una funeraria en Salamanca, Ávila, Madrid, Barcelona o dónde sea llámanos.

Atención funeraria telefónica 24h
Otros términos funerarios