Nichos

Un nicho es un espacio, una concavidad, que sirve para contener el ataúd con los restos óseos o la urna funeraria de una persona fallecida.

También recibe el nombre de sepultura si en lugar de un único fallecido está concebido a acoger a más de una persona.

De todas maneras, en el lenguaje común, estos dos términos se utilizan de forma indistinta como sinónimos.

El término columbario, en cambio, se reserva únicamente a aquellos nichos que están preparados para albergar urnas funerarias exclusivamente.

Los Nichos, sobre todo los públicos, aunque parezca lo contrario no se compran para siempre. En realidad, son concesiones de terreno por parte del ayuntamiento a un particular y cada localidad tiene sus normas para la renovación de los Nichos.

En España el mínimo es de 5 años. En cuanto a los máximos varía de un ayuntamiento a otro, lo hay que ofrecen concesiones a 99 años. Sea como sea, es importante mantenerse informado sobre el estado de la concesión.

Si por el contrario quieres tener un nicho a perpetuidad deberás acudir a panteones familiares que son construcciones privadas, cementerios no públicos o cementerios sacramentales.

Se elija el cementerio que se elija, lo normal es que los nichos se paguen en una sola vez, es decir no se puede pagar una sepultura a plazos. Por lo que se paga es por el espacio en el que se situará el féretro o urna con los que los espacios alrededor de los nichos son de titularidad del propietario ―municipal en el caso de los públicos―.

Si una familia tiene ya la concesión de un nicho y si según la ley de Sanidad Mortuoria de la Comunidad Autónoma donde se encuentra el nicho ha transcurrido el tiempo suficiente desde el último enterramiento que se realizó se puede volver a utilizar, siempre y cuando el cementerio lo permita. En este caso si el espacio es limitado, se puede solicitar la cremación de los restos existentes y depositar el nuevo ataúd junto con las cenizas de los antiguos restos.

Por otro lado, si una persona es titular de un nicho puede vender esa concesión a un tercero que no sea familiar. Para ello, además del precio que se negocie con el particular, se deberán pagar unas tasas por cambio de titularidad al cementerio que varían según la instalación.

El mantenimiento de los nichos es responsabilidad de la familia y no del ayuntamiento ya que a efectos legales ese espacio, aunque pequeño, es particular. Si no está en condiciones, puede realizar un requerimiento o solicitud y así, tras haber contactado con los familiares de este modo, procedan a arreglar según petición la lápida o lo que se tenga que arreglar. Esto ocurrió por ejemplo tras un derrumbe en el cementerio de Montjüit que afectó a 140 nichos.

En España es tradicional que la familia se reúna para adecentar y cuidar los nichos de su propiedad el día de antes o el mismo día de todos los santos, aprovechando la visita al cementerio. De todos modos, existen empresas que se dedican en exclusiva a la limpieza de tumbas, nichos y sepulturas a las que se puede llamar y solicitar su servicio de limpieza. Crean precios que van desde una limpieza puntual a una limpieza periódica y adaptan sus precios al número de metros cuadrados a limpiar. En ese sentido un nicho es más económico que una limpieza completa a un panteón familiar.;

Solicitar presupuesto

¿Tipo de servicio fúnebre?

 

Los nichos y las sepulturas, ¿se compran?

No es una compra realmente, porque la mayoría son municipales. Se trata de concesiones administrativas que pueden ser a dos, cinco, diez, cincuenta o setenta y cinco años. En España la mínima temporalidad suele ser de cinco años y la más habitual de diez.

¿Y cuándo transcurre ese tiempo?

Se hace una exhumación del cuerpo y la familia tiene que decidir si quiere renovar por otros diez años, por ejemplo, o bien después de la exhumación la familia puede adquirir otra fosa o puede incinerar los restos. También la familia podría no hacer nada de lo anterior y el propio cementerio se ocuparía de la exhumación y del traslado a una fosa común.

¿Qué es lo más habitual en España?

Lo más habitual es el nicho temporal por diez años porque es lo que las compañías de seguros ofrecen. En cualquier caso, la tendencia se está moviendo hacia la incineración en la que se seguiría el mismo proceso.

¿No existen sepulturas en propiedad entonces?

Sí, en las criptas y en los cementerios privados. Los cementerios sacramentales, por ejemplo, son privados. También existen otros. Y en ellos la sepultura puede ser a perpetuidad o con una temporalidad más larga.

¿Se puede volver a utilizar un nicho que ya está ocupado?

Lo habitual es que sí, pero hay que tener en cuenta dos aspectos: el tiempo transcurrido desde la última inhumación según los plazos establecidos por Sanidad Mortuoria de cada Comunidad Autónoma y las condiciones de cada cementerio. Aunque sanitariamente sea posible porque haya transcurrido el tiempo estipulado, hay cementerios que no dan esta posibilidad, que sólo permiten inhumar un cuerpo por nicho. En cualquier caso habrá que ver el hueco que queda y si hay que hacer una reducción de los restos ya inhumados para ampliar el espacio. No debemos olvidarnos tampoco de la temporalidad que tenga el nicho. Puede ocurrir que cuando queramos hacer la segunda inhumación, la temporalidad contratada con el cementerio haya expirado o esté a punto de cumplir. Se debe consultar siempre con el cementerio o con el Ayuntamiento en caso de ser éste municipal.

Si he heredado una sepultura y en ella existen dos cuerpos enterrados ¿cómo podemos sacarlos?

Tienes que solicitar en el cementerio o en el Ayuntamiento, si el cementerio es municipal, la exhumación de los restos.Puedes trasladar los restos a otra unidad de enterramiento que tengas o que adquieras, o incinerarlos. Una vez incinerados, existen alternativas. Quedarte con las cenizas, volver a inhumarlas o renunciar a ellas. En este último caso debes tener en cuenta que ya no podrás recuperarlas.

¿Cómo puedo saber si queda espacio para seguir enterrando en una sepultura que ya se tiene en propiedad?

A través del título de propiedad. En él casi siempre (depende del cementerio y de la antigüedad) figura la capacidad que tiene la sepultura; si es para uno, dos, tres cuerpos… Si el título se ha ido actualizando con cada enterramiento, reflejará el número de cuerpos que ya están inhumados con sus nombres y fechas de enterramiento correspondientes. De esta manera sabrás cuántos huecos quedan libres. Si no dispones del título de propiedad, tendrá que ser mediante consulta al cementerio. Ellos disponen de un registro donde poder mirarlo. Eso sí, habrá que facilitarles algún dato relevante que les permita hacer la búsqueda.

¿Una Sepultura tiene que ser de algún familiar para poder enterrar en ella?

No tiene por qué ser de una familiar pero sí que requiere de la autorización de quien en ese momento figure como titular de la sepultura. Si el titular hubiera fallecido sin haber hecho cambio de titularidad a favor de alguna persona determinada, por defecto ésta pasa a ser de sus herederos legales. Por tanto, con independencia del parentesco, se puede inhumar siempre que quien ostente la titularidad de la sepultura de su autorización. Desconozco tu caso en concreto, quizá haya algún matiz que haga que esto pueda cambiar, pero en términos generales funciona así.

¿Se puede elegir la lápida y la inscripción del nicho?

Cada cementerio es un mundo. Algunos obligan a seguir una estética común determinada, por lo que el trabajo tendrá que ser de una manera muy concreta y siguiendo unos cánones que ya estén marcados. En otros, sin embargo, no hay normas ni reglas. En este caso podrás poner lo que quieras y cómo quieras. Lo mejor es contactar con un marmolista de la zona que será quien conozca bien las características de ese cementerio y será quien pueda aconsejarte a cerca de las opciones que tienes. El personal del cementerio también podrá orientarte a cerca de este tema.

¿Cuánto tiempo legal ha de pasar para poder abrir un nicho sin que sea profanación?

El tiempo legal para poder realizar una exhumación, es decir, abrir un nicho en España es de 5 años desde que se realizó la inhumación que es cuando, legalmente, un cuerpo pasa al estado de cadaver. Para poder realizar esta operación se necesita una autorización que se suele facilitar en la Delegación Provincial que corresponda. 

¿Dudas con los trámites funerarios? Encuentra la respuesta al instante

¿No encuentras la respuesta a tu pregunta? Escríbenos y recibirás una respuesta personalizada

Envío de coronas, flores y ramos

Asegurate de que lleguen a tiempo, haz tu pedido ahora