que son las pompas funebres

Pompas fúnebres. Qué son, para que sirven, como se anuncian, historia

El término pompá fúnebres es principalmente utilizado en la parte norte de España. Conozca todo lo relacionado con las pompas fúnebres en este artículo.

¿Qué son las pompas fúnebres y para que sirven?

El significado de pompas fúnebres según la RAE es: “Acompañamiento suntuoso, numeroso y de gran aparato, que se hace en una función, ya sea de regocijo o fúnebre.”

Es decir, las pompas fúnebres son los actos o ceremonias que se desarrollan en honor a un difunto en general están dotados de un estilo suntuoso. A menudo este término se confunde con los sepelios.

La realización de pompas fúnebres como tal viene a englobar a todos los actos y ceremonias que se desarrollan como homenaje a la defunción de una familia.

¿Cómo se anuncian las pompas fúnebres?

Al tratarse de un tipo de servicio funerario, la manera de comunicar el fallecimiento, la hora y fecha de celebración del velatorio, funeral, exequias, etc es mediante el uso de esquelas en prensa, radio y, como ocurre hoy en día, también en internet.

¿Conoces eFuneraria?

  • La primera funeraria online de España con los PRECIOS MÁS COMPETITIVOS.
  • Presupuesto ajustado a sus necesidades. SIN GASTOS EXTRAS.
  • ATENCIÓN PERSONALIZADA 24H. Le ayudaremos en todo momento.

¿Siempre se han llamado así? Historia

Aunque actualmente este término actúa como un sinónimo de servicio funerario completo, no siempre ha sido este el caso.

El término Pompa provienen del griego “pompé” y significa “escolta o procesión”. Cuando se asocia al mundo funerario, se refiere igualmente a la procesión que de desarrollaba al trasladar un cadáver desde el lugar de velatorio, que en la época griega podía ser en el domicilio del difunto y por un tiempo de más de 10 o 15 días, según el número de visitas previstas y la importancia del finado, hasta el cementerio.

Como curiosidad indicar que, la primera vez que se documenta el uso de este término (que es más antiguo que el término morgue) en castellano fue en el año 1438 por Alfonso Martínez de Toledo en Arcipreste de Talavera en el documento conocido como “el Corbacho”. Se trata de un texto eclesiástico en que se satirizaba la lujuria y el amor mundano.

Después de esta primera introducción del término, durante el Siglo de Oro se generalizaría entre nuestros más notables escritores como Cervantes o Calderón de la Barca.

Como decía el escritor Gilbert Keith Chesterton “la única forma de conseguir que el dolor de la muerte sea tolerable es hacer que sea importante” y a esto se refiere esta palabra que tratamos en este punto.

Hasta no hace mucho, la referencia a este término se relacionaba principalmente con aquellos funerales que se realizaban de una manera suntuosa, con gran boato, con estilo elegante, de presupuesto más bien alto y por una persona que congregaba a un grupo numeroso de personas que además, acompañarían a la comitiva fúnebre hasta la necrópolis. Esto ocurría sobre todo en el caso personas de la realeza o de la burguesía.

En estos casos además se realizaba una comunicación pública de los fastos en horno al difunto gracias a la escritura de una esquela o un obituario que narrara los grandes logros de dicha persona, ahora fallecida.

En este sentido, hoy día, en la página web de muchas de estas empresas fúnebres se realiza esta comunicación pública mediante esquelas online.

En algunos lugares de España el término solo servía para definir a acompañamiento fastuoso desde el lugar de vela hasta el cementerio.

Es decir, sólo se refería al traslado del cadáver cuando este se hacía acompañado por la familia, allegados y amigos.

Alguna empresas funerarias indicaban que realizaban pompas fúnebres cuando querían indicar que realizaban también servicios fúnebres de gran presupuesto hoy día se refiere más a que realizan un servicio funerario integral que abarque todo lo necesario para llevar con todas las garantías un funeral a buen término.

A la vez este término se ha convertido en uno de los denominadores comunes de las asociaciones empresariales que se dedican a prestar servicios funerarios o como también se las llama asociaciones funerarias.

En el S. XIX donde la burguesía y personas adineradas invertían en nichos y panteones familiares, era normal que pidieran este tipo de ceremonias más distinguidas.

Poco a poco el concepto se ha ido generalizando y, como decíamos antes, no hay prácticamente diferencia entre el desarrollo de un servicio de funeral estándar con uno denominado con el término que estamos tratando.

Aunque sí es cierto que, en los medios de comunicación se utiliza el término cuando se habla de los actos que se realizan alrededor del fallecimiento de una persona de estado o  famosa de la monarquía.

¿Necesitas un presupuesto funerario?

Las pompas fúnebres en la actualidad

En algunas comunidades autónomas han tomado el término pompas fúnebres y lo han convertido en la nomenclatura habitual para hablar de los servicios funerarios en general.

Tal es el caso de Cataluña, o de las pompas fúnebres en Ibiza.

Hay empresas que directamente se denominan bajo este nombre y no utilizan el término funeraria.

Comparte esta información